Títeres de Dedo

Los títeres de dedo son juguetes muy divertidos y un valioso recurso pedagógico para favorecer el desarrollo cognitivo.

Son ideales tanto en clase como en casa, porque facilitan el juego individual y la socialización.

Aquí te cuento todo lo que he aprendido en los últimos diez años creando más de 70 modelos de títeres de fieltro para dedo.

 

 

¿TÍTERES EN LA INFANCIA
DEL SIGLO XXI?

Sí! Claro que sí! Sí decisivo y rotundo!

Desde que comencé a hacer marionetas de dedo para PillaCuriosos (o como me gusta llamarlas: DedoNetas o MarioDedos) no deja de sorprenderme lo populares y versátiles que son y lo mucho que gustan a todo el mundo!

Y es que además de no pasar de moda, los Títeres de Dedo o Dedales son un recurso muy valioso entre educadores y cuentacuentos para captar la atención de las criaturas y para despertar su lado creativo.

8 BENEFICIOS DE JUGAR CON TÍTERES

  1. Aumentan la capacidad de atención: los títeres son un juguete que sirve para contar cuentos. Estas narraciones se fijarán mejor en la memoria, en parte porque prestamos más atención a la historia, gracias a los títeres.
  2. Mejoran la coordinación motora: estimulan la coordinación ojo-mano, la motricidad fina y el lenguaje. Son una herramienta muy eficaz en logopedia.
  3. Desarrollan la creatividad: a partir de los 3 años el uso de los títeres proporciona una forma de expresión auténtica con la que dejar volar la imaginación.
  4. Incrementan el vocabulario: tanto en la lengua materna como en un nuevo idioma. Son una manera fácil de transmitir información a través de nuevas palabras para mejorar la sintaxis y la dicción. De esta forma, mediante el juego, también se ejercita la lógica, la memoria y la toma de decisiones.
  5. Favorecen la socialización: el asumir roles y gestionar la representación de una obra con títeres, implica trabajo en equipo y solidaridad.
  6. Son medios en los que expresar emociones con mayor soltura: los títeres y marionetas funcionan como un puente expresivo que permite a niños y niñas reconocer su propio abanico emocional y compartirlo.
  7. Ayudan a superar la timidez: ya que el foco de atención está en el títere, pueden expresarse con mayor facilidad y dejar que el personaje sea su voz.
  8. Son un juguete versátil y duradero: otra ventaja de los títeres para dedos es que puedes llevarlos en el coche, al cole o incluso tenerlos en el bolso como un recurso “de emergencia” para cualquier ocasión en que necesites conseguir una sonrisa o evitar el aburrimiento.

¿PARA QUÉ EDADES FUNCIONAN LOS TÍTERES DE DEDO?

 

Cualquier edad es perfecta para jugar con Títeres de Dedo!

  • De 0 a 24 meses.

En las primeras etapas del crecimiento los títeres de fieltro deben ser manipulados por un adulto con la finalidad de llamar la atención del bebé,  estimular su desarrollo visual y su capacidad de enfocar, localizar y ver cosas a distancia.

Para esta edad, los guiñoles más utilizados suelen ser los de animales de granja, animales domésticos o animales salvajes que el bebé pueda comenzar a reconocer por sus colores y sonidos.

  • De 2 a 4 años.

A esta edad se pueden iniciar los juegos de rol con títeres, lo cual ayuda a desarrollar la imaginación, representar situaciones de la vida diaria y pensar soluciones a problemas.

Estas actividades promueven la atención y la concentración a la hora de seguir la trama de un cuento o inventar uno nuevo, combinando distintos personajes en una misma historia.

El uso de marionetas de dedo favorece la motricidad fina cuando lleva a cabo la actividad: Si tiene varios títeres en una mano, sólo se mueve el dedo correspondiente al monigote que está hablando en ese momento.

También facilita el juego simbólico y la expresión de emociones, ya que al atribuirles características y voluntad, cada cual se identifica con los personajes que ha creado.

Recomiendo muchísimo que los títeres estén siempre al alcance y la vista de les peques, tal como sugiere la pedagogía Montessori.

A menudo, docentes de idiomas utilizan gran variedad de mis figurillas de fieltro para enseñar los nombres de los animales y los colores a través de canciones y juegos.

A partir de los dos años, suelen funcionar muy bien los conjuntos de títeres que conforman una trama, como los cuentos de Los Tres Cerditos y el Lobo o La Leyenda de Sant Jordi y el Dragón. También gustan mucho los personajes de series que conocen y suelen ver con frecuencia.

  • A partir de 4 años.

Los títeres de dedo continúan siendo un recurso didáctico muy útil a esta edad en que les peques pueden jugar de forma individual y autónoma, pero también disfrutan mucho jugando en grupo o en familia, ya sea improvisando con los personajes o inventando obras de teatro y espectáculos de títeres.

Los modelos que más triunfan a esta edad, cuando ellos mismos ya pueden seleccionarlos y decidir cuáles van a componer sus historias, suelen ser los de dinosaurios, animales exóticos o peligrosos, personajes fantásticos y criaturas relacionadas con Halloween y series animadas.

 

Tu propio teatro de marionetas

Construir un teatro de títeres a partir de una caja de cartón o con una tela sujetada entre dos sillas puede ser una actividad muy divertida. Representar y recrear cuentos clásicos o historias inventadas para la familia ayuda a desarrollar la autoconfianza, el sentido crítico y la sensibilidad estética.

 

Puedes consultar toda la variedad disponible de títeres de dedo de PillaCuriosos aquí.

Si has llegado hasta aquí leyendo tremendo tocho sobre mis títeres eres una campeona mundial!!

Además, quizás te interese saber que se pueden personalizar para usarlos como regalo de fin de curso o souvenir de cumpleaños. Cuéntame tu idea aquí o al correo info@pillacuriosos.com y la haré realidad!