Soy Celina

¡Hola, soy Celina y tengo el mejor trabajo del mundo!

Soy quien se encarga de cada detalle y cada proceso relacionado con los Pillacuriosos:

Todo lo que verás aquí ha sido hecho por mí.
Por eso, ¡siempre hay mucho por hacer en el taller de los
PillaCuriosos!

Vaya, vaya, ¡sigues leyendo!
Si has llegado hasta aquí, quizá te identifiques con esta historia:

¿Qué es un PillaCuriosos?

En Argentina, donde nací, si una criatura pregunta muy a menudo «qué llevas en el bolso?» o intenta revisar las cosas de la gente mayor sin permiso, le decimos que va a encontrar un PillaCuriosos… 

Advierto que, -desde mi experiencia-, esta maniobra tiene, yo diría, una capacidad disuasoria apenas momentánea: Sucede que la curiosidad infantil es increíblemente persistente.

Crecí en una casa enorme, con padres creativos y tres hermanes mayores… Cada rincón estaba repleto de misterios. Adivina quién recibió por respuesta casi a diario: “¡Hay un PillaCuriosos!”

Sin embargo, durante las largas y tórridas siestas mendocinas, no hubo caja de herramientas, baúl de los recuerdos, cajón de la cocina, material técnico de dibujo ni biblioteca que me negara sus secretos.

Quizás por eso los PillaCuriosos siguen presentes en mi vida, acaso estoy hecha de ellos…

Magia

“Es un milagro que la curiosidad
sobreviva a la educación reglada”

Albert Einstein

Celina con Pajarito en Columpio

¿Cuál es la historia de Pillacuriosos?

Suelo pensar que la historia de los PillaCuriosos es la historia de mi vida, ya que cada camino, cada decisión y cada vuelo que tomé me han traído hasta aquí.

En 2009, mientras luchaba por sacar adelante un emprendimiento de bordados y serigrafía textil, entre pedido y pedido, empecé a diseñar algunas figuritas con fieltro de colores, a las que no les encontraba utilidad ni destino. Como desde siempre me había gustado construir objetos, decidí divertirme cada día un poco.

Se me ocurrían montones de ideas que necesitaban pasar por un proceso de prueba y error hasta encontrar su forma definitiva. Recuerdo ese período como una especie de fiebre creativa constante, disfrutaba entre bocetos, patrones, broches, adornos, móviles… todo podía esperar, menos el proyecto que tuviera entre manos en ese momento.

Al poco tiempo, participé en mi primer market en Valencia, en el Barrio del Carmen. La experiencia de mostrar mis inventos y ver la reacción de la gente simplemente me cautivó. Hice un perfil en Facebook y recibí algunos pedidos: ¡mis creaciones gustaban!

En un salto enorme hacia la incertidumbre, decidí dedicarme a tiempo completo a fabricar y vender mis artesanías. Empecé a acudir a mercados medievales, viajando en furgoneta por toda España con mis productos. Cada nuevo paso me parecía un sueño. En el camino, conocí a muchos de mis compañeros mercaderes, que me brindaron su compañía y su ayuda infinita en la logística: sin ellos hubiera sido todo más difícil. Me hace feliz que hoy sean mis amigos.

En 2017 obtuve el Documento de Calificación Artesana de la Comunitat Valenciana, lo cual me abrió puertas a ferias nacionales junto a artesan@s de altísimo nivel. Al año siguiente viajé a Portugal y a Holanda para participar en mercados temáticos y festivales. Desde 2021 soy miembro de Arteval, la Asociación de Artesanos Valencianos, cuyos talleres y actividades buscan dar a conocer la artesanía tradicional y contemporánea en nuestra comunidad.

Combino mi trabajo en PillaCuriosos con los paseos por el monte con mi perra Pampa, mi compañera de ruta y RRPP de PillaCuriosos.

Si quieres conocernos en persona a mí y a los PillaCuriosos,
nos encuentras en el Mercado Artesanal de Playa Patacona, Alboraya (Valencia). Consultar horarios.

Y para estar al día de nuestras andanzas…
¡lo mejor es Instagram!